En nuestro centro de fisioterapia en Cáceres puedes recibir varios tratamientos contra tu dolencia. Tras un diagnóstico correcto, que es clave para personalizar y elegir el mejor tratamiento, podremos llegar al máximo posible de mejora en cada caso.

Uno de esos posibles tratamientos disponibles en nuestro centro de fisioterapia en Cáceres es la electroterapia, también llamada terapia de microcorrientes, ya que se trata de estimular eléctricamente, con electricidad de bajo voltaje similar a la generada por el propio cuerpo a nivel celular.

La estimulación eléctrica de los nervios y los músculos se utiliza para combatir el dolor o potenciar la musculatura, por ejemplo en rehabilitación.

Hay varios tipos de corrientes en la electroterapia. Podemos dividirlas en corriente continua o galvánica (para excitar o sedar los músculos dependiendo de si la polaridad de la corriente continua es ascendente o descendente) y corriente variable (pausada, constante o una combinación de las dos), y según la frecuencia la clasificación es entre corrientes de baja frecuencia (relajantes y analgésicas, sobre todo), media frecuencia (para tratamientos a más profundidad), corrientes interferenciales (analgesia), alta frecuencia (que producen calor, como la microonda y la onda corta) y otras.

En IMC Fisioterapia te veremos en profundidad y te propondremos una terapia completa para lo que necesites, combinando toda la tecnología, habilidades y conocimientos a nuestro alcance. Masajes, calor y frío, corrientes eléctricas y ejercicios en los que el propio paciente es protagonista y se responsabiliza de su propia curación.

Si vas en silla de ruedas o tienes cualquier otro problema de movilidad, el centro está totalmente adaptado.